+
La Homeopatía no es una medicina nueva, ni una medicina vieja, pues medicina hay una sola, y está formada por un conjunto de métodos terapéuticos que permiten al ser humano retornar a la buena salud cuando el organismo es alterado debido a numerosas causas.

Homeopatía


Aprender sobre Homeopatía

Homeopatía práctica

Aunque cada vez resulta más frecuente escuchar hablar de Homeopatia y saber que algún pariente, amigo, conocido o vecino se ha tratado con éxito por medio de este método, sigue existiendo un amplio espectro de personas que conoce muy poco o, lo que es peor, tiene una idea distorsionada sobre la materia producto del accionar de falsos homeópatas. Precisamente por ese motivo, este texto adicional aspira a superar, si a usted le interesa, esa situación.

La Homeopatía no es una medicina nueva, ni una medicina vieja, pues medicina hay una sola, y está formada por un conjunto de métodos terapéuticos que permiten al ser humano retornar a la buena salud cuando el organismo es alterado debido a numerosas causas.

La Homeopatía, precisamente, es uno de esos métodos utilizados por los  terapeutas y que consiste en aplicar al enfermo pequeñas dosis de sustancias activas, todas, sin excepción, producidas por la misma naturaleza y por lo tanto sin secuelas dañosas ni contraindicaciones.

La Homeopatía difiere en parte de la medicina alopática que todos conocemos, ya que el médico homeópata, contrariamente al médico alópata, considera que la enfermedad no es tanto la causa o el agente productor, sino la forma de darle cauce. En otras palabras: los síntomas con los que reaccionamos ante cualquier enfermedad, son en realidad los mecanismos fisiológicos puestos a punto para defendernos y mantener o recuperar el buen estado físico y mental de nuestro organismo.

Esos mecanismos de defensa dependen de un complejo sistema formado por nuestro propio cuerpo, que reacciona de una u otra forma, generando síntomas diferentes de acuerdo a múltiples factores.

En definitiva, esos síntomas, producidos por nuestro propio organismo, son los que finalmente definen a nuestra enfermedad y en ellos se basa el médico homeópata para diagnosticar y curar.

Resumiendo lo dicho, la Homeopatía es una terapia natural, no sólo por las fuentes de las que se obtienen sus remedios, sino por la forma de acción de esas mismas medicinas, que estimulan directamente aquellas defensas que nuestro propio cuerpo ya habían puesto en funcionamiento.

Por todo ello, la Homeopatía se ha erigido en el tratamiento más indicado para muchos de los trastornos más comunes (y otros no tanto) de infinidad de niños, jóvenes y adultos, como por ejemplo:

  • Asma, Anginas y Otitis a Repetición, Alteraciones del Sueño, Falta de Concentración, Falta de Memoria

  • Problemas de Conducta o Aprendizaje Abortos espontáneos a Repetición, Anemias Crónicas, Alteraciones de la Piel, Convulsiones

  • Dolor en articulaciones, Cálculos Vesiculares o Renales, Infecciones a repetición, Nervios, Trastornos en la alimentación

Asimismo, muchas otras dolencias similares que seria tedioso enumerar, sobre las que usted puede consultar telefónicamente o por mail sin ningún compromiso (03442) 15 - 55 -77 - 87.

Solo nos restaría aclarar que nuestros médicos homeópatas primero fueron médicos, egresados de una de las Facultades habilitadas en el país y luego de una carrera de posgrado de 4 años de duración (en la Asociación Medica Homeopática de la ciudad de Buenos Aires), obtuvieron el Master en Homeopatía.

Participe: editorwpn@gmail.com

comparte esta página en: